Grupo Inditex mantiene su reto a la crisis

images (2)

España.- La multinacional textil Inditex tiene tan acostumbrado al mercado a batir sus propios récords de beneficios y ventas que cuando anunció que en el primer trimestre de este año sus ganancias sólo habían aumentado en un 2% -la cifra más baja de los últimos cuatro ejercicios, en todos ellos, con avances de dos dígitos- cundió una cierta alarma. Y eso a pesar de que el grupo creado por Amancio Ortega había ganado 438 millones de euros en un trimestre afectado por las rebajas y el mal tiempo de la primavera en Europa. La multinacional acababa además de cerrar el ejercicio 2012 con un incremento de sus ganancias de un 22%, hasta los 2.367 millones de euros, un 88% superior a la registrada en 2007, el último año de la fase expansiva de la economía española.

Inditex está cerca, muy cerca de duplicar aquellos 1.258 millones de resultado neto de hace seis años. Es muy probable que lo consiga e, incluso, que supere la cifra, a finales de 2013. -Su beneficio de explotación, el obtenido en su actividad principal, aumentó un 94% en este período-. Para ello sólo haría falta que ganase 149 millones más que el pasado ejercicio, hasta alcanzar los 2.516, un 6,2% más que en 2012. Sería un nuevo récord, pero volvería a ser interpretado como un resultado modesto, aún a pesar de que en 2008 y 2009, sus avances fueron todavía menores, por debajo del 5%.

La evolución de las ventas da una idea de la imparable progresión de Inditex -que como otros grandes grupos, ha evitado repercutir las subidas de impuestos como el IVA en sus precios-. Desde 2007 aumentaron un 69%, al pasar de los 9.435 millones a los 15.946 del ejercicio pasado. En el primer trimestre de este año, la facturación se incrementó un 5%.

Uno de los secretos del éxito de Inditex además de su orientación al cliente y su estrategia de producción y aprovisionamiento just in time es la diversificación de su oferta en distintas cadenas y la geográfica.

Inditex ha apostado en los últimos años por mercados emergentes, como el sudeste asiático, América y el Este de Europa, pero concentra en el viejo continente un 66% de sus ventas. Aquí centró la conquista de nuevos mercados del pasado ejercicio, con la entrada de Zara, su cadena estrella, en Macedonia, Georgia, y Bosnia-Herzegovina, además de Armenia. Rusia, donde el gigante abrirá su próximo mercado online este otoño, acogió la apertura de 75 de las nuevas tiendas de Europa.

La multinacional textil gallega ha puesto una importante pica en Asia, un mercado con un enorme potencial de expansión. Fue la segunda área en importancia por número de aperturas (con 198 nuevas tiendas, 121 de ellas, en China, que ya suma casi 400 establecimientos). Zara gusta mucho al público chino, que el año pasado ha empezado a conocer Uterqüe, la cadena “más elegante y sofisticada” del grupo, muy apropiada para la conquista de la incipiente clase media-alta china.

Junto con estos pasos en nuevos horizontes, Inditex desembarcó con su cadena urbana Massimo Dutti en Estados Unidos y Canadá hace casi un año.

La expansión de Inditex, como explicó su presidente, Pablo Isla, el pasado mes de marzo será a partir de ahora más cualitativa que cuantitativa; el grupo considera que la conquista de mercados está madura, y más que crecer en número de países, busca aumentar sus presencia dentro de esos territorios, un proceso con un enorme potencial. Mientras, España, mercado de origen de Inditex, sigue absorbiendo el 21% de las ventas totales, aunque su peso ha caído en detrimento del incremento de zonas como Asia, una muestra, según dijo Isla en marzo, de que el español es un mercado maduro, pero en el que el gigante todavía dará algunas sorpresas en el mercado low cost.

Competidores del grupo gallego como Primark o Shana han sabido aprovechar su apuesta por una oferta de prendas a bajísimo coste que ha tenido éxito en medio de la crisis. Inditex consiguió ganar la batalla a H&M, al convertirse en la principal firma de moda del mundo y en la más rentable y ahora parece dispuesta a librar otra por este segmento emergente.

De ahí su apuesta por el desarrollo de Lefties, nacido como un outlet, y con un centenar de tiendas en España y Portugal, aunque, al menos de momento, funciona como una línea dentro de la marca estrella -como Zara Kids- y no como cadena independiente. La multinacional ha incluido las tiendas de su línea low cost en la operación de renovación de imagen en la que están inmersas muchas de las cadenas del grupo y hasta estudia cambiarle el nombre, según publicó ya el diario económico Expansión.

El presidente de Inditex quiso dejar claro el martes que la multinacional ha dado muestras de que sus cimientos son sólidos al presumir del “desarrollo sostenible” de la multinacional y de su función de locomotora de la economía española, con repercusiones tanto en el PIB, como en la recaudación tributaria o la balanza comercial del país.

 

Fuente: laopinioncoruna.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

business@bigiwse.com
- Derechos Reservados 2.017 -

www. mistellar.com | www.stellarads.360