Indepabis multa y otros países prohíben las bolsas

images (1)
Venezuela.- Mientras en Caracas una ama de casa se queja en el supermercado porque debe pagar por las bolsas plásticas, en Los Roques una tortuga que está en peligro de extinción corre el riesgo de morir si llega a consumir una partícula de polietileno.
Pero además, cada vez que una bolsa plástica flota sobre el agua y sus partículas las consume un pez, esas mismas partículas las consume  el ser humano, si ese pez cae en las redes de pesca.
Por ello, cuando el presidente del Indepabis , Eduardo Samán, multa con 2.000 Unidades Tributarias a los supermercados que cobren por las bolsas plásticas, las fundaciones que llevan años tratando de hacer conciencia sobre el uso del plástico, quedan en total asombro.
Hoy los gobiernos de países ecológicamente conscientes no sancionan a supermercados que no ofrecen a sus clientes bolsas fabricadas con material petrolero, más bien el usuario que decide comprarlas debe pagar un impuesto adicional al costo del envoltorio.
Alejandro Luy, presidente de la Fundación Tierra Viva, admite la ilegalidad de cobrar por la bolsa, pero también explica que ningún ente privado está obligado a entregarlas o a regalarlas.
“La respuesta a la escasez de las bolsas puede ser ecológica, no necesariamente sancionatoria. Con todos los problemas que traen los plásticos, por qué no aprovechar la situación para una campaña pública y privada”, dice Luy, líder de una de las pocas promociones educativas que se difunden en el país sobre el tema: “¿Realmente necesitas la bolsa?”.
La respuesta no solo atañe al usuario, sino también a los conglomerados que fabrican bolsas plásticas, y cuyo negocio utiliza  4% del petróleo mundial, refiere Luy. “Así entiendes cómo el problema de este tipo de polietileno no es solo ecológico, sino también económico”.
En Venezuela se llegan  a consumir y a desechar cerca de 4 mil millones de bolsas plásticas; la cifra se obtiene de un estudio de la fundación que señala un consumo de 150 envoltorios plásticos per cápita al año.
Pequiven lo advirtió
No solo las fundaciones han intentado reducir el uso de las bolsas de polietileno en el país; Pequiven entregó el año pasado un informe a la Asamblea Nacional  y pidió un derecho de palabra para advertir sobre el desmesurado uso de ese tipo de envoltorios en el país.
En abril de 2012, Agustín Torres, uno de los representantes de Pequiven, asistió a la Comisión de Ambiente y Recursos Naturales  para explicar que de no controlarse el uso desmedido del material con el que se fabrican, las bolsas  generarían un impacto negativo sobre el medio ambiente en los próximos años.
Patricia Gómez, integrante del grupo que fue a la AN, le declaró a la prensa que la industria química trabajaba para establecer los mecanismos que determinen la biodegradabilidad de esos envoltorios  plásticos y contribuir con la conservación del ambiente.
La AN debe crear normas que regulen su uso como lo hacen México, Brasil y Argentina, dijeron en aquella oportunidad los funcionarios de Pequiven.

Fuente: elmundo.com.ve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

business@bigiwse.com
- Derechos Reservados 2.017 -

www. mistellar.com | www.stellarads.360