Tiembla en Madrid. Jaja!…pero relexiona

terremotoY seguro que pensarán que este post va con un corte científico, al mas puro relato sismológico, pero no, el mismo es solo el producto de la observación, lo que me encuentro por ahí desde mi punto de vista, y hoy especialmente dedicado a esta península, y es que de verdad España cuanto menos es, divertida.

Apenas unas horas habrían pasado desde que la máxima autoridad valenciana desatara toda clase de memes y comentarios, críticas y burlas, cuando de repente ocurrió lo inesperado y muy muy poco común, “acaba de temblar”, me dijeron, la verdad es que yo ni lo sentí, al igual que muchos, sin embargo, fue un hecho suficiente para olvidar a la borrachera de la gobernante, y desatar de nuevo la histeria social, de nuevo memes, historias, exageraciones de la prensa amarillista, pánico en ciertas personas y risas en otras.

Nada grave, ni siquiera medianamente grave, ninguna persona se golpeó, ni se cayó o algo así; ni por pérdida del equilibrio ni por desmayo del susto, sin embargo, si hubo mucho escándalo, mucha publicidad, mucho escribir reseñas, muchas entrevistas a ciudadanos comunes quienes contaban como lo vivieron, los que lo sintieron, los que no, los que hablaban de sus perros, o de lo que le dijo su vecino (en serio es para reir), y de pronto, lo insólito, ya no había más sombras de Grey, ni nada. Un espectáculo pues. Y aún sigue.

Y en medio de esta histeria, veo tres actitudes comerciales que son las que me gustaría recalcar, las cuales observé en cuestión de minutos. Tres comercios, tres oportunidades diarias de salir adelante a la “crisis” española, uno (al igual que otros) cerró su negocio, porque “macho, uno nunca sabe”, frase que sin duda resuelve incertidumbres, miedos, y cualquier gana de trabajar… otro (al igual que muchos) hizo caso omiso, no se enteró, no quiso darse por enterado, o se enteró y como fue consiente de la tontería que fue, siguió “currando”, trabajando para llevar el pan a su casa, como siempre. El tercero, armo un paquete de agua, chocolate, un silbato y algo más, y lo exhibió como su kit antisísmico, y la verdad es que no se cuanto vendió, pero tengo que aplaudir la iniciativa, la actitud de aprovechar el flujo de la gente, cantar y bailar la música que suena y vender…vender, vender, vender, porque para eso estamos en el mundo del retail.

Nunca se pierde una oportunidad… si no la tomas tú, la tomará otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

business@bigiwse.com
- Derechos Reservados 2.017 -

www. mistellar.com | www.stellarads.360